SPENCER TRACY, UN ACTOR POLIFACÉTICO

Considerado como un niño hiperactivo y criado en una familia irlandesa católica, Spencer Bonaventure Tracy fue cautivado por los films de la época y disfrutaba representando algunas escenas con sus compañeros. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, Spencer Tracy con 18 años, se enlistó en la marina de los Estados Unidos, donde permaneció hasta el final del enfrentamiento. A su regreso se interesó particularmente por la actuación y logró ingresar a la  Escuela de Arte Dramático de Nueva York.

Spencer Tracy
Participó en diferentes compañías teatrales así como en Broadway lo cual le permitió adquirir mayor experiencia a nivel actoral. Cuando Spencer Tracy logró incursionar en la gran pantalla, ya se había implantado el cine sonoro dentro de la industria en Hollywood.

A comienzos de la década del treinta, Spencer Tracy comenzó a cosechar una serie de triunfos con sus películas, lo cual le permitieron adquirir fama y reconocimiento por parte de los espectadores.


Lamentablemente su adicción al alcohol influyó de manera determinante en su trabajo hasta el punto de que la Fox tuvo que terminar su contrato. Sin embargo, Spencer Tracy logró firmar contrato con la Metro Goldwyn Mayer. Su perfil polifacético y su facilidad de adaptación en los papeles que representaba se evidenció aún más al trabajar con directores como Fritz Lang en Furia o Victor Fleming en El extraño caso de Dr.Jekyll. 

Existió una particularidad en la carrera actoral de Spencer Tracy y fue su carisma y la preferencia de los espectadores por verlo actuar en papeles benévolos y solemnes, casi siempre en películas históricas o biográficas. Esto en parte se debía a que sus canas prematuras lo hacían revelar más edad de la que realmente tenía.

Cuando alcanzó el punto más alto de su carrera, el trabajo de Spencer Tracy se unió al de la gran actriz Katherine Hepburn  en la película La mujer del año (1942), y a partir de ese momento filmaron una serie de grandes clásicos de la historia del cine norteamericano como Mar de hierba (1947), de Elia Kazan, El estado de la Unión (1948), y La costilla de Adán (1949), de George Cukor.

Sus papeles de villano en los inicios de su profesión tuvieron poca aceptación en el público independientemente de la gran calidad en su actuación.


Además de su relación profesional, Spencer Tracy y Katherine Hepburn iniciaron una relación sentimental que mantuvieron de una forma muy discreta durante muchos años ante los ojos de Hollywood, ya que el actor estaba casado y tenía dos hijos. Su formación católica no le permitía optar por el divorcio y prefirió mantener su relación con la actriz de manera clandestina.


Spencer Tracy fue un gran actor que incursionó tanto en la comedia como en el drama y la acción. Su adaptabilidad y flexibilidad a la hora de interpretar sus personajes hicieron que tuviera una gran recordación dentro del público norteamericano convirtiéndolo así en uno de los más grandes ejemplos dentro del arte dramático. 

Después de haber padecido de diabetes y de sus problemas de alcoholismo, Spencer Tracy falleció en 1967 a los 67 años de edad debido a un ataque al corazón. Su relación con Katherine Hepburn duró hasta el último de sus días. 

COPYRIGHT © ERIKA CORTES./ Foto Por Cortesía: es.wikipedia.org
RED DE BLOGS "GRUPO LM"

Facebook:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

SEGUIR ESTE BLOG:

 
Copyright © 2013. FAMOSOS | ESTRELLAS DEL CINE, LA MÚSICA & YOUTUBE - All Rights Reserved
Web Propiedad de GRUPO LM
-->