LA AUTÉNTICA AUDREY HEPBURN


Algo característico de los grandes artistas es que durante su niñez o adolescencia han tenido que atravesar por momentos difíciles, determinando de alguna manera su carácter y voluntad, lo cual se evidencia en su trabajo y en la maestría con que asumen su profesión. En este caso voy a referirme a Audrey Kathleen Ruston más conocida como Audrey Hepburn, una de las más legendarias actrices de Hollywood de todos los tiempos. Su sencillez y profesionalismo siempre la caracterizaron y la definieron no solo como una actriz talentosa sino como una persona que entregó parte de su vida a causas humanitarias.


Audrey Hepburn

Después de llevar una vida llena de comodidades que le permitieron formarse en instituciones privadas así como iniciarse en una prestigiosa academia de ballet, Audrey Hepburn nunca imaginó que los efectos de la Segunda Guerra Mundial llegarían a cambiar su vida de manera tan radical. Tras el divorcio de sus padres, su padre que era un simpatizante nazi, los abandono a ella, a su madre y a sus hermanos, y terminaron trasladándose a Holanda creyendo que allí podían resguardase de la guerra. Sin embargo, no fue así y tuvo que vivir en condiciones extremas en las que su salud se vio afectada profundamente, hasta el punto de acarrearle una extremada delgadez que fue determinante para no seguir su carrera en el ballet. Pero eso no fue un impedimento para esta talentosa mujer y fue en ese momento cuando decidió dedicarse a la actuación.

En 1944 Audrey Hepburn se había convertido en una gran bailarina y, durante esta época, bailaba secretamente con el fin de recaudar fondos para la resistencia holandesa


Los primeros años de la actriz se desarrollaron entre producciones musicales y papeles secundarios,  hasta que lograría obtener el mayor reconocimiento en la película de William Wilder, Vacaciones en Roma protagonizando junto a Gregory Peck, con la que ganó el premio Oscar de la academia a mejor actriz. Luego vendrían películas como  Dos en la carretera, Cómo robar un millón, Una cara con ángel, My Fair Lady y  Breakfast at Tiffany's  donde interpretó a la inolvidable y glamorosa Holly Golightly. Y es que además de su talento como actriz, Audrey Hepburn logró ser admirada dentro del mundo de la moda por su porte y elegancia, hasta el punto de convertirse en la musa inspiradora de Givenchy quien, entre otras cosas, diseñó todo el vestuario de la película Sabrina, dirigida por el reconocido director Billy Wilder. Después de todo, aquella extrema delgadez que había sido un impedimento para destacarse en el mundo del ballet, era lo que definía su delicado aspecto, convirtiéndola así en un referente indiscutible de la moda.

Cuando Gregory Peck descubrió que en el cartel de la película su nombre resaltaba más que el de Audrey Hepburn, inmediatamente llamó a su agente para que lo cambiara y los dos nombres tuvieran la misma importancia


Pero no basta con catalogar a Audrey Hepburn únicamente como una actriz de inigualable belleza y elegancia. Muchas personas están lejos de imaginar la forma en que los efectos de la guerra y todas sus experiencias durante su infancia influyeron de manera considerable en su  visión del mundo, hasta el punto de dedicar voluntariamente parte de su tiempo en causas humanitarias, sobre todo en los últimos años de su vida cuando trabajó con la UNICEF como embajadora de buena voluntad.

En sus últimos tres meses de vida después de haber sido desahuciada debido a un cáncer de colon,  viajó a Somalia lo cual evidenció su incansable labor humanitaria hasta el fin de sus días. Audrey Hepburn siempre será recordada por su sencillez, calidez y gran talento artístico. 

COPYRIGHT © Erika Cortés./ Foto Por Cortesía: yourfashion.com.au
RED DE BLOGS "GRUPO LM"

Facebook:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

SEGUIR ESTE BLOG:

 
Copyright © 2013. FAMOSOS | ESTRELLAS DEL CINE, LA MÚSICA & YOUTUBE - All Rights Reserved
Web Propiedad de GRUPO LM
-->